WhatsApp: 312 622 5334 | Medellín: (4) 305 3500 Ext. 2285 – 2280

El uso inadecuado de los desinfectantes puede disminuir la efectividad de los antibióticos

La resistencia de los microorganismos a los antimicrobianos es una amenaza en crecimiento a nivel global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que para el año 2050 podrían morir 10 millones de personas anualmente por esta causa. Incluso, algunos expertos creen que la próxima pandemia será por microorganismos resistentes a los antimicrobianos.

El mal uso de los desinfectantes puede incrementar la resistencia de los microorganismos a los antibióticos

El uso inadecuado de los antibióticos es una de las causas de farmacorresistencia. Sin embargo, también hay evidencia científica que demuestra que el uso inapropiado de los desinfectantes puede ayudar a incrementar la resistencia de los microorganismos a los antibióticos, debido a una co-resistencia o resistencia cruzada. Algunos estudios realizados con bacterias aisladas de muestras clínicas demostraron que la reducida susceptibilidad a desinfectantes de uso hospitalario fue asociada con resistencia a antibióticos. Una investigación publicada en el año 2018 encontró que la mayoría de aislados clínicos de Klebsiella pneumoniae evaluados, una de las bacterias que más causa infecciones asociadas con la atención en salud (IAAS), lograron adaptarse y tolerar el desinfectante al que fueron retadas y, al mismo tiempo, incrementaron su resistencia a los antibióticos. Someter a las bacterias constantemente a concentraciones sub-letales (concentraciones más bajas que las recomendadas por los fabricantes) del desinfectante favorecerá su adaptación y tolerancia a estos, un comportamiento microbiano a tener en cuenta en la lucha contra la farmacorresistencia.

Recomendaciones para el uso de desinfectantes en la pandemia

Algunas de las medidas recomendadas durante la pandemia para contener la transmisión del virus SARS-CoV-2 han incluido el uso frecuente de productos desinfectantes. Lo anterior ha permitido que, en muchos casos, se abuse de estos productos o se apliquen de forma incorrecta, una práctica que puede conllevar a que los microorganismos expuestos modifiquen su respuesta frente a los antimicrobianos y se propague la resistencia. El problema a futuro es que muchos microorganismos e infecciones no se puedan controlar con los productos desinfectantes, antisépticos y antibióticos disponibles. Por lo tanto, es urgente adoptar medidas y comportamientos que permitan mitigar el aumento y propagación de la resistencia a los antimicrobianos.

Este tema fue ampliamente cubierto en una entrevista realizada por El Espectador.

 

Autor: 

Giovanny Torres Lindarte
Coordinador de Laboratorio de Microbiología Industrial