WhatsApp: 312 622 5311 | Medellín: (4) 305 3500 Ext. 2280 – 2284

Dengue: Qué es, causas y prevención

Como consecuencia del cambio climático, el índice de desarrollo y condiciones de vida, los casos de dengue han aumentado drásticamente desde que se descubrió el primer caso en Puerto Berrío Antioquia en diciembre de 1989. El dengue se ha comportado como una enfermedad endémica, con brotes epidémicos cíclicos. Este incremento importante de casos se presenta cada 3 a 5 años.

¿Qué es el dengue?

El mosquito Aedes aegypti es el principal transmisor del dengue en Colombia y se encuentra distribuido en casi el 80% del territorio, en zonas situadas por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar. Esta especie de mosquitos es el principal vector del virus en todo el mundo y está muy bien adaptada a la vida urbana, donde se reproducen en aguas estancadas generadas por el hombre. A diferencia de otros mosquitos, este se alimenta durante el día y los periodos en que se intensifican las picaduras son al principio de la mañana y el atardecer, antes de que oscurezca, durante dicho período de alimentación, el mosquito hembra pica a muchas personas. Estos, ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como piscinas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que está a la intemperie y que puede almacenar agua. Los huevos de Aedes también pueden permanecer secos en sus lugares de cría durante más de un año y eclosionar al entrar en contacto con el agua. De aquí parten las medidas de prevención básicas para evitar su reproducción y diseminación.

Causas del dengue

El clima juega un papel importante en la distribución espacio temporal de la incidencia de la enfermedad, atribuyendo, como consecuencia directa o indirecta del aumento en el número de casos de dengue, a variaciones en la humedad, precipitación y a las altas temperaturas. Por ejemplo, en épocas de sequía, algunas personas deben de almacenar agua para garantizar la disponibilidad del líquido y de esta manera, en estos recipientes se pueden criar los mosquitos; al haber un incremento de lluvias, se evidencia un aumento de criaderos crípticos que generalmente no son perceptibles o detectados tan fácilmente, entre ellos está: techos y canaletas donde queda agua almacenada y forma criaderos, plásticos en techos y áreas al aire libre. También, están los criaderos naturales que se presentan en algunas plantas como las bromelias.

Recomendaciones para prevención del dengue:

  • Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y de los floreros.
  • Tapar los recipientes con agua almacenada
  • Utilizar repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas
  • Usar ropa adecuada camisas de manga y pantalones largos
  • Usar mosquiteros o toldillos en las camas, sobre todo cuando hay pacientes enfermos para evitar que infecten nuevos mosquitos o en los lugares donde duermen los niños.
  • Lavar y cepillar tanques y pisicnas.
  • Recoger llantas, basuras y residuos sólidos en predios y lotes baldíos
  • Participar en jornadas comunitarias de recolección de inservibles con actividades comunitarias e intersectoriales.

Criaderos naturales

Criaderos Cripticos